Select Page

Vestido Reina de Corazones

Este producto no está disponible porque no quedan existencias.

SKU: 07180180 Categorías: , Etiquetas: , , , ,

Descripción

Luce totalmente única con nuestra colección de vestidos tipo blusón de silueta amplia, manga 3 cuartos, cuello y puño camisero. Material seda fría en el frente y viscoso en mangas y espalda. Lo puedes usar con o sin medias, leguins o pantalón.

Al principio de los tiempos los vestidos se usaban como obligación para protegerse del clima. Con lo cual pasaron a convertirse en a una necesidad vital. … En el Antiguo Egipto usaron el vestido-túnica de lino, común a los dos sexos. La prenda característica de las mujeres fue el kalasiris

El vestido, palabra proveniente del latín vestitus, puede servir para designar un traje de mujer.1​ Si nos atenemos a una definición más estricta, un vestido se compone concretamente de una falda y cuerpo en una misma pieza y tela. Hasta los años 60 del siglo XX será considerado como un elemento clásico de la moda femenina, siendo desde entonces un elemento menos frecuente en su uso, relegado en ocasiones a celebraciones especiales.2

Los vestidos pueden ser para distintas ocasiones y depende de estas ocasiones el tipo, material, forma y color que tenga dicho vestido.

En el caso de las prendas, concretamente los vestidos, es muy importante conocer las posibilidades de corte con las que se haya confeccionado la pieza para saber después cuál de ellos es el que mejor nos sienta, haciendo hincapié en la cintura, en el pecho o en las caderas.

Por eso, estos son los tipos de corte propios de cualquier vestido que deberías saber distinguir:

1. CORTE RECTO. Ideal para las mujeres con forma de uve, cuyos hombros superan la anchura de su cintura, ya que desvía la atención con su forma tubular (de tubo).

2. CORTE IMPERIO. Si tienes caderas anchas o no quieres que se fijen en tu cintura, el corte imperio es para ti, ya que incide justo debajo del pecho y realza el busto alargando la figura.

3. CINTURA ALTA. Un poco más abajo del anterior y en la parte alta de la cintura, por encima del ombligo, este corte favorece casi igual que el anterior, ya que disimula las caderas y reparte las proporciones de tu cuerpo.

4. VESTIDO TUBO. A mitad de camino entre el corte recto y la cintura alta, el vestido tubo rescatará la importancia de tu cintura de forma elegante y entallada y respaldará la sensualidad de tus curvas.

5. VESTIDO CANESÚ. El distintivo de este tipo de corte es el fruncido que presenta justo en la parte superior o en la mitad del pecho, de manera que la tela cae suavemente. El énfasis gira en torno a la figura del pecho y el espacio entre éste y el cuello, para resaltar la silueta de la parte superior de tu cuerpo. Cuidado con este tipo de corte, porque si eres grande o ligeramente ancha puede que no te favorezca como vestido, ya que podría aumentar tu figura más de lo estrictamente necesario. Si tienes poco pecho, puedes cambiarlo por una blusa, que te favorecerá más que el vestido.

6. VESTIDO DE TÚNICA. Este tipo de prenda carece de pinzas y, aunque es parecido al recto y al tubular, no enriquece el aspecto de tu figura como ellos. La tela cae sin marcar formas, por lo que sugiere un estilo muy bohemio y muy informal.

7. VESTIDO ABLUSADO. Si en el punto medio está la virtud el vestido ablusado puede ser tu mayor aliado. Gracias a él, la atención gira en torno al pecho y a las caderas pero deja a un lado la cintura. Con un corte como este, más suelto en la parte superior, se acentúa la proporción de tu figura, sin duda es uno de los vestidos más favorecedores para cualquier chica, independientemente de sus medidas ‘estándar’, su altura o su peso.

8. VESTIDO DE CIERRE ASIMÉTRICO. Papel y boli, porque si bien es verdad que el estilo asimétrico entallado puede hacer que causes sensación, el cierre asimétrico puede ser un problema embarazoso. Si tienes poco pecho, puede parecer que lleves una cortina encima y, si por el contrario, tienes un busto entre mediano y grande puedes hacer de este cierre el canal de La Mancha, y no nos conviene para nada. Una posible solución es una puntada justo en medio de los senos o reducir el escote con un imperdible por dentro, ya que al ser una tela fruncida no se notará demasiado. Por otra parte, este tipo de escote en pico puede resaltar tus hombros así que si es lo que quieres, utilízalo no lo dudes, pero siempre con cariño.

9. VESTIDO CAMISERO. En la moda, como en todas partes, tiene que haber de todo, así que el vestido camisero es esa variedad que hay que conocer para saber descartar a tiempo. Camisas todas, pero vestidos camiseros los justos. Si eres delgadita y con el cinturón adecuado puedes hacer de una camisa larga casi un vestido de corte ablusado no sabes el potencial que tienes, así que aprovéchalo. Sin embargo, si tus proporciones no son tan únicas, trata de descartar este tipo de atuendo porque ni favorece ni resalza tus proporciones. De hecho, si tus dimensiones son de una talla 40 para arriba, puedes caer en el riesgo de parecer una mesa camilla.

10. VESTIDO EVASÉ. Uno de los más recurrentes, sencillo y casi informal pero muy efectivo para cualquier ocasión, siempre que se utilicen los complementos adecuados para aportarle profesionalidad o simpatía. Su falda es más ancha que su parte superior y le da un toque de gracia al vestido más simple, además de movimiento y frescura.

Ilustración de http://salcedoart.com/

Diseño de https://paolapalacio.com/

 

Información adicional

Talla Prendas de Vestir

L, M, S, XL, XS

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Vestido Reina de Corazones”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda?

Haz click en el asesor más abajo

  • Carolina Gil

    Ventas

¿Necesitas ayuda?

Haz click en el asesor más abajo

  • Carolina Gil

    Ventas